Lección 1 of 0
En Progreso

La mirada creativa

Julián Bozzo 20 de abril de 2024

Hay palabras de muchas formas.

Hay palabras que sentencian, otras que acusan, l

as hay que proclaman vida y otras que las roban.

¡Ay! palabras, tan sutiles, tan disformes…

Tantas palabras como miradas que la alimenten.

Nuestro lenguaje vive al servicio de la comunicación con el otro y para el otro. Esto que, evidentemente es genial y forma parte de la acción social que supone convivir, hace que vayamos perdiendo poco a poco cierto juego poético con nuestras palabras. Cierta forma de comunicarnos que sea más interna que externa.

Porque el lenguaje básicamente vive al servicio del otro. Y cuando se busca la aprobación externa se pierde la aprobación interna, esto es el juego de la comunicación como contacto con nosotros, con nuestras emociones, nuestra mirada y nuestra forma de narrar el mundo.

La poesía, básicamente es esa forma original y propia de relatar la realidad.

Y nuestras canciones son manifestación de ello. Creamos canciones como si fueran textos que buscan relatar de forma lineal una historia y al hacerlo nos perdemos la infinita riqueza que se deriva del poder narrar las cosas de forma diferente, de forma que el viaje no sólo de ida, sino también de vuelta.

Y al hacerlo, a compartirnos desde un lenguaje claro, directo y conciso, perdemos parte de nuestra esencia y libertad creativa. Perdemos frescura y originalidad.

En este curso vamos a aprender a crear letras que hagan partícipe a quienes la escuchan. Es decir, que inviten al otro a formar parte de la construcción del significado. Buscaremos, en esencia, crear letras de canciones llenas de poesía.

Y para ello aprenderemos dos técnicas y una estructura musical llamada canción adivinanza.

Porque la adivinanza es la forma narrativa que más nos va a invitar a crear letras que involucren al otro en la construcción de significado y de igual manera, nos obligará a nosotros a construir letras llenas de poesía y dobles significados, llenas de riqueza, ambigüedad y giros lingüísticos.