Lección 1 of 0
En Progreso

Vídeo de la Clase

Julián Bozzo 20 de abril de 2024

En definitiva en la clase de hoy escuchamos el tema de Merlin y aprendimos a darnos feedback. Hay dos tipos de feedback. Uno que habla sobre lo que me hace sentir la canción y otro que habla sobre lo que me parece la canción. Son mirada totalmente diferentes que lo pueden cambiar todo.

1) Lo que me hace sentir tu canción.

Si te invito a mi casa y pasamos la tarde juntos al termina la reunión estoy seguro que me dirás: Me ha encantado estar contigo, tu hogar es genial para reuniones, qué rico al aire que entraba por la ventana. Estoy seguro que no me dirás cosas como: magnífica tu vitrocerámica y tu vajilla, los acabados del baño y la grifería son exquisitas. Esta estupidez que digo se nos olvida pero recuerden que LAS CANCIONES SON HOGARES provisionales que creamos para acoger al otro.

¿Desde dónde creas tu canción? ¿Desde dónde creas tu hogar?

Quiero que pensemos, que pensemos bien. Pensemos en una canción como un hogar. ¡¡OJO!! No es lo mismo una casa que un hogar. Una casa es un construcción y un hogar es lo que sucede el habitarla. Hogar deriva es una hermosa palabra: Hoguera. La Hoguera es el lugar donde las personas se reúnen para sentir calor y sentirse acogidos. Una canción, es un hogar.

  1. Si yo me mudo de casa y te invito a tomar un café ¿para qué lo hago? Bueno, si mi deseo es que valores y evalúes mi buen gusto mis expectativas serán unas. Espero que también lo sea mi preparación previa (es decir, haber preparado bien la casa, comprado las lámparas adecuadas, etc). Esto me pedirá formación en interiorismo y decoración de manera que si mi deseo es que evalúes mi casa YO SEA CONSCIENTE. Y oye, puede ser genial. Si me gusta la decoración, me flipa que veas lo espacioso que es mi salón, lo bonito que son la gama de azules que tengo en el sofá, etc… será genial porque YO HABRÉ HECHO X PARA QUE TÚ VALORES X. Y ya está.
  2. Ahora bien, esa persona igual se lleva una sorpresa al darse cuenta de que sus invitados, les gustó la casa, pero no se lo pasaron del todo bien porque “era una casa muy delicada, no era apta para animales o para niños, porque estaba muy alejada, porque yo, como dueño, estaba muy preocupado de la imágen y de que nada se dañase y no estuve presente en la charla”,etc. Esta persona igual creía que TENIENDO LA CASA DE CATÁLOGO todo lo demás sería perfecto. Quizás sí, quizás no. Si la persona cree que “teniendo una casa de catálogo” los huéspedes lo van a pasar genial esta cometiendo un error increíble. Eso puede darse o no. No depende de LO BONITA Y DECORADA QUE ESTÉ. Pasárselo bien depende de otras muchas cosas.

Pasarlo bien implica otras muchas cosas ¿Cuáles? Bueno, esto es más subjetivo. Pero si yo te invito a casa mi deseo es “acogerte, tomarnos algo, reír, recordar, imaginar, sentirte cerca, mostrarte si acaso mi nuevo piano, cenar juntos, tomar un rico vino” de manera que al irte nos digamos: Qué buen momento, gracias por la charla, gracias por tu hospitalidad. Quizás al fina me digas; Me encantó tu hogar, es súper acogedor y bonito.

Pero NO ESPERO que EVALÚES MI CASA. Si lo haces te tomo como un idiota porque NO TE INVITE PARA ESO. Esa reacción que tenemos cuando alguien nos juzga esta FUERA DE LUGAR. Y nos pasa con la ropa, con nuestra casa, CON NUESTRAS CANCIONES.

Cuando te muestro una canción te estoy INVITANDO A MI CASA.

Si al entrar me dices: Falta un Re, el piano esta bajo, suena mucho la batería es como si te invito a mi casa y al entrar me dices: El felpudo no conjunta con la madera de la puerta, la entrada le falta luz y esa cajonera es de Ikea… SERIA UN ACTO SUPER VIOLENTO.

En el caso de la casa sería fácil, no te vuelvo a invitar.

Bueno si es alguien de la familia o una pareja o … ahí la cosa se complica y tengo DOS CAMINOS.

  • Juzgarme, castigarme, decír “no tengo gusto”, soy pobre, etc y vivir bajo el yugo del sentirme siempre evaluado. También podría “hacer lo posible” por “caer bien” pero a sabiendo que el mecanismo que mueve a esas personas es la INSATISFACCIÓN Y POR TANTO cualquier cosa que haga NUNCA SERÁ SUFICIENTE. A no ser que…. a no ser que les de el control de mi casa. A no ser que ellos decoren mi casa. Pero incluso así NUNCA SERÁ SUFICIENTE.
  • Lo más interesante de esta opción que mi DESEO no es que me evalúes, sino invitarte a casa. Pero como estoy ANESTESIADO no lo veo y me juzgo porque no soy CAPAZ DE DECIR MI NECESIDAD. (Aquí esta la IDENTIDAD DEL ARTISTA)
  • El otro camino sería conocerme. Saber quién soy, qué quiero, saber diferenciarme de ti y tomar tus “palabras” como “observaciones tuyas” sin más. Esto también lo hacemos mucho, por ejemplo con los hijos y personas mayores o con colegas que son “muy extremos”. No dejamos que nos afecten. PORQUE SÉ LO QUE QUIERO Y LO QUE QUIERO CREAR CONTIGO.
  • Si entras en mi casa y me dices “esta muy desordenada” seguramente piense: Ay, pobre criatura. Mira que necesidad tiene que evaluar para ver. Es incapaz de verme. Le da miedo lo que va encontrar y por eso controla. Qué penita ir por la vida así. y también podría decirlo “oye no me gusta que me juzguen, vamos a pasarlo bien, eso no importa etc… ” No sé qué respondería, lo que sí que tengo claro es que NO CAMBIARÍA MI CASA por lo que dice porque yo sé que “si tengo ese felpudo es porque en dos meses lo cambio o porque me gusta y porque me recuerda a mi anterior casa”. O si tengo esa cajonera es porque la hizo mi mujer o porque… lo que sea… ME CONOZCO, ME DEFIENDO, ME GOBIERNO.

Jugar con este símil nos permite ordenar y darnos cuenta de que al hablar de casa y hogar estoy hablando de canciones ( y en esencia de mi alma).

Volvamos a la pregunta inicial ¿Desde dónde creas canciones?

  1. Si tu deseo es componer para “que la gente la evalúe tu canción” es como si quieres que alguien “evalúe tu casa”. Si tu deseo es ese esta todo bien, pero recuerda lo que buscas. En ese caso sólo tienes que “aprender toda la armonía del mundo y la teoría y blablabala”. Si tu deseo es ese, hazlo.
  2. Pero si tu deseo es pasar una buena tarde tendrás que poner tu foco en otro lugar.

¿Cuál es tu foco?

Seguramente sea el segundo. Tener este foco también hace que cuando llegas a casa de alguien NO EVLÚES LOS MUEBLES sino que tengas una mirada acogedora con su hogar.

Por eso es importante que sepas las preguntas que quieres hacer cuando muestra una canción o cuando alguien entra en tu casa.

Puedes decir ¿Qué te hace sentir mi canción? o ¿Qué te parece mi casa y mis muebles?

Quizás quieras preguntas las dos. Esta todo bien.

Pero si preguntas, sea lo que sea, debes tomarlo como algo subjetivo.

Si la persona que entra en tu casa es decoradora seguramente de información valiosa que quizás necesitas para aprender. Es decir, si tu feedback te lo hace un productor de la música que te gusta te ayudará a crecer. Pero si lo hace una persona que escucha la música opuesta a tu mundo entonces no. No le haría caso a una persona que tiene gusto por las casas de arte “rococó”, pero sí a un persona que tiene un aire minimalista.

Por eso la pregunta clave es es ¿QUIÉN SOY? Qué me gusta, CUÁL ES MI IDENTIDAD.

POR ESO LAS PREGUNTAS QUE hicimos fueron:

  • ¿Qúe te hace sentir mi canción? ¿Dónde te transporta?
  • ¿Qué parte de tu cuerpo moviliza?
  • ¿Qué parte me parece “guau”?
  • ¿Qué me faltaría para que fuera “genial”?

Habría más posibles preguntas, claro. Pero estas nos ayudar a centrar algo súper importante.

A mí lo que me importa de mi amigo es qué le hace sentir mi tema. Si no le hace sentir nada, genial. No tiene porqué hacerlo. EL PÚBLICO NO ES MI AMIGO. Es público y tiene una psicología diferente al de la amistad. El público elige un productor para comprar. Si mi música no llega a ese público tendré que buscar otro público. RECUERDA QUE ERES (también) UN EMPRESARIO VENDIENDO “ZAPATOS”. Por eso es crucial, de vuelta, recordar que “es SUPER IMPORTANTE CONOCERTE COMO ARTISTA PARA SABER CUÁL ES TU AUTENTICIDAD”.

Ahora bien, imagina que deseo saber algo más. Entonces entramos en otro planos más técnicos. Sonoridad, instrumentación, producción etc.

Eso lo iremos viendo, pero de entrada NUNCA PERDER DE VISTA QUE CREAMOS CANCIONES PARA QUE LA PERSONA SE SIENTA ACOGIDA.

Hablar al compañero desde aquí además me ayuda también a relajarme a la hora crear. Es decir, si mi mirada es comprensiva y habla de lo que me hace sentir en el mundo podré relajarme a la hora de recibir críticas. Además, si soy consciente de que cuando una persona me habla de lo que le “parece” mi canción no está más que hablando de sí mismo podré dejar de ver como amenaza su postura.

En resumen.

En esta clase viene a recordar algunas cosas importantes:

  1. LA IDENTIDAD DEL ARTISTA es su letra. SU LETRA es su mirada, su forma de ver el mundo, de deletrearlo. La letra está unida a la VOZ. Y no sólo la voz como “elemento musical” sino la voz como ” lo que YO DIGO, lo que YO PIENSO”. Trabajar sobre la identidad del artista es FUNDAMENTAL.
  2. En estos meses hemos estado abriendo la mirada, esto es, abriendo nuestra capacidad de recibir información del exterior. Partimos de la idea de que estamos anestesiados y que nuestra forma de recibir información del exterior esta muy limitada. Esto no provoca bloqueos, juicios, etc.
  3. A través de la improvisación hemos ido sacando esa información del interior/exterior.
  4. Una vez ampliada nuestra sensibilidad frente al mundo exterior hemos aprendido a crear letras. Esas técnicas de letras (por ejemplo palabras hélice) son juegos racionales que nos ayuda a tener más versatilidad y a ser más ágiles. Pero la CREATIVIDAD no es sólo meter cabeza y tener muchas palabras divertidas. Es “algo más”.
  5. Ahora digamos que estamos en el momento en que eso está aprendido o al menos interiorizado. El crear canciones desde lugares diferentes y probar a ser más AUTÉNTICOS.
  6. Pero hay algo muy importante en esto de la creatividad y es también poder crear desde la VULNERABILIDAD.
  7. Por eso hicimos el juego del objeto personificando. Es un juego que “duele” “incomoda” no gusta… No gusta porque nos expone, porque nos muestras, porque nos deja “al aire” y eso es ingrato para nuestra psicología que asocia esa exposición con una experiencia negativa.
  8. Este ejercicio nos da DOS BENEFICIOS: Primero nos ayuda a encontrarle nuevas siginficaciones a los objetos, nos ayuda a crear mejores letras y a ampliar nuestro universo creativo. Fomenta la sensibilidad, aumenta nuestra mirada, etc. Es un ejercicio muy potente. Y segundo, nos ayuda a conocernos, a saber qué tipo de artista/persona soy.
  9. El artista es un trabajador que tiene que sustentarse a sí mismo. Recuerden. Cuánto más te conozcas mejor. Porque no vas a tener a nadie que te sostenga en tus procesos. Tienes que saber en qué eres bueno, en qué necesitas pedir ayuda, cuáles son tus límites, cuál es tu punto ciego, etc.